LA EVOLUCIÓN DE LA COMUNICACIÓN PUBLICITARIA: DE LA PERSUASIÓN A LA CREACIÓN DE EMOCIONES

En una sociedad donde el consumidor es cada vez más exigente ante la comunicación comercial, las empresas deben apostar por nuevos enfoques que logren una verdadera conexión entre la marca y el consumidor. Esto ha implicado una necesaria profesionalización de los artistas interesados en la moda y la comunicación audiovisual, y, por ende, una transformación de las escuelas de artes. Obtener un título de Máster en publicidad y moda supone una garantía de empleabilidad y dominio profesional de la nueva industria. En Madrid, la  escuela universitaria TAI ha decidido responder a esta demanda con un Máster en Fotografía de Moda y Comunicación, uniendo la fotografía y el rodaje videográfico con la moda, la publicidad y los entornos web. 

Las nuevas tendencias en la publicidad se materializan en la fuerza con que ha irrumpido el branded content, un modelo que va más allá del product placement para proporcionar a los consumidores contenidos significativos. Tradicionalmente, el objetivo principal de la fotografía ha sido captar la atención del público a través de mensajes repetitivos centrados en el producto. Sin embargo, en la actualidad, las marcas amplían sus objetivos hacia la conexión emocional con el consumidor y la aproximación a su estilo de vida de forma que pase de ser un simple receptor pasivo a convertirse en un actor dinámico en el proceso de marketing. 

Esta situación ha impulsado una evolución y reinvención de la publicidad, convirtiendo las marcas en fuentes de entretenimiento a través de novedosos formatos. En el nuevo enfoque ya no se persigue únicamente la venta de un producto, sino la vinculación marca-consumidor, surgiendo fórmulas innovadoras. Este es el caso de los fashion films, donde se invita a los consumidores a sumergirse en relatos impregnados de emociones que combinan arte, moda, música, cine y publicidad. La pieza audiovisual alcanza así un engagement con el público mediante creaciones estéticas únicas y personalizadas. Los nuevos formatos publicitarios demandan profesionales capaces de crear propuestas de valor y contenidos creativos que perfeccionen las experiencias de consumo. 

 

De la misma manera, el sector de la moda ha transitado por un proceso de renovación constante que le ha permitido consolidarse como una forma de expresión artística y creadora de tendencias. El vínculo entre moda y comunicación se ha reforzado más que nunca, convirtiéndose en dos de los pilares fundamentales de la sociedad de la imagen y el entretenimiento. Dentro de este nuevo escenario, los artistas ya no pueden conformarse con crear campañas puntuales, sino aprender a proponer ideas y contenidos que perduren en el tiempo y permanezcan en la memoria visual y emocional del consumidor. Para ello, se requiere tanto un dominio de las técnicas narrativas y fotográficas, como un conocimiento profundo de los diversos soportes audiovisuales y digitales.  Una formación especializada como la que ofrece el Master en Fotografía de Moda y Comunicación de TAI permite al artista convertirse en un auténtico creador de imágenes fijas y en movimiento, capaz de desempeñar múltiples perfiles profesionales.