Cuando es recomendable hacer una liposucción

Si estás pensando en hacerte una cirugía estética para eliminar esa celulitis que tu cuerpo no necesita, y que en definitiva hace que tu aspecto sea peor cuando quieres colocarte una prenda ajustada, la liposucción puede ser la solución.

La liposucción consiste en usar una cánula, o jeringa que se conectan a una máquina de succión para extraer grasa o tejido adiposo de tu cuerpo, y como toda cirugía, si no preparas tu cuerpo para ella, puede ocasionar riesgos.

Lo primero que siempre decimos ante un artículo de salud, es que debes consultar antes que todo a un especialista en el área, él te dará las recomendaciones necesarias para tener éxito en lo que necesitas. A continuación, te contamos cuál es el mejor momento y la mejor manera para realizarte esta cirugía estética

La piel

Para que esta cirugía culmine con éxito, debes tener en cuenta que en la parte de tu cuerpo que quieras realizar la cirugía la piel sea lo suficientemente elástica y tersa, de esta manera el cirujano podrá retraer y adaptar tu piel después de haber extraído la grasa.

El clima

Se debe tener en cuenta que este tipo de cirugías, después realizarlas no pueden tener una exposición al sol mínimo durante 6 meses. Esto hace del invierno y el otoño las estaciones perfectas para realizar esta intervención estética.

Anestesia

Es importante que sepas en qué momento se hace una liposucción con anestesia local. Y es que esta cirugía solo se usa si se trata de una cirugía menor, y no sean en más de dos o tres áreas simples, como una liposucción de papada, de cartucheras o de abdomen.

¿Influye la edad para realizar esta cirugía?

La edad correcta para realizar una cirugía si sólo se tienen fines estéticos, como lo es la liposucción con anestesia local, no existe. Simplemente se puede hacer a partir de 18 años y cada persona tendrá unas necesidades. Aunque por supuesto existen casos donde esta cirugía debe ser aplicada por motivos congénitos o genéticos. En estos casos el cirujano plástico tendrá el deber de explicar cada paso para que la cirugía no conlleve riesgos adicionales. Esperamos haber resuelto dudas que quizás pasaban por tu cabeza, y recuerda siempre acudir a un profesional. ¡Cuida tu salud!