El cáncer más temido 

Cuando uno lee que casi el 80% de los cánceres de colon son debido a causas indeterminadas es como para angustiarse. Lo que creo que más agobia de una enfermedad como esta es que no están muy claras las causas. Un cáncer de colon puede afectar a personas totalmente sanas que han llevado lo que se considera como una “vida saludable” y afectar a los que no han cuidado mucho su salud. 

Ahí está el problema. Sí que se conocen bien algunos cancer de recto sintomas, pero son síntomas también un poco ambiguos que pueden anunciar un problema grave u otros más leves. Por suerte, generalmente, los síntomas de esta enfermedad suelen estar relacionados con otras dolencias. Por supuesto, la sangre en las heces es el principal síntoma de un problema serio que hay que vigilar. Lo que sucede es que en ocasiones esta sangre no se detecta visualmente y por ello ya existen análisis difundidos por los servicios públicos de salud que invitan a la población en riesgo a hacer prueba de autodetección. 

No son pruebas definitivas ni mucho menos pero sirven para hacer un cribado inicial. Y, de momento, están teniendo mucho éxito. El futuro del diagnóstico del cáncer pasa por pruebas de este tipo: anticiparse a las fases más evolucionadas del cáncer para lograr una mayor tasa de éxito. Como sabemos, en el caso del cáncer de colon si se detecta muy tarde hay menos opciones de curarse. 

¿Y hay otros cancer de recto síntomas? Al margen de la sangre en las heces lo que a menudo dispara las alarmas, existen otros síntomas como el malestar abdominal o los cólicos. Y aquí es donde mucha gente se lía: ¿quién no tiene de vez en cuando malestar en el estómago? Obviamente, los expertos se refieren más bien a problemas que se alargan en el tiempo. 

Por otro lado, ya fuera de ese 80% de cánceres de causas indeterminadas están los tumores hereditarios. Si alguien de tu familia ha tenido cáncer de colon debes estar más atento, algo que se aplica también a la mayoría de tumores.