Antes de adquirir una empresa en marcha

A nadie le gusta tirar el dinero, así que no te arriesgues más de la cuenta a la hora de comprar una empresa que ya está en funcionamiento. Es cierto que tiene sus ventajas, pero debemos analizar muy concienzudamente el estado del negocio en el que estamos interesados antes de dar el paso.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que nadie vende una empresa sin un razón de peso, y no siempre nos van contar toda la verdad y nada más que la verdad. Por eso, es imprescindible realizar una auditoría antes de comprar empresas en funcionamiento. Lo más indicado es confiar en una firma externa y especializada en auditorías de pymes para que lleven a cabo el estudio.

Los responsables de la empresa en venta tienen la obligación de ofrecer toda la información vinculada a deudas, bienes materiales e inmateriales, clientes, productos, etc. Pero, como decimos, no siempre se ajustará a la realidad, así que la auditoría será la herramienta más fiable para descifrar el estado real de la empresa a adquirir.

También podemos investigar por nuestra cuenta los antecedentes de la empresa. Se trata de conocer el historial de éxitos y fracasos que ha tenido la firma para empezar a elaborar un plan de negocio adaptado a su trayectoria. En ocasiones, nos enteramos demasiado tarde de que la empresa que hemos adquirido ha fracasado repetidamente en el sector que nosotros queremos potenciar, lo que puede dificultar nuestros objetivos.

Otro aspecto del que debemos ocuparnos es el plan de transición y conviene tenerlo redactado antes de comprar empresas en funcionamiento. Hay que tener en cuenta que siempre existe un riesgo de perder clientes en el proceso de compra-venta. La inversión inicial puede ser elevada y la rentabilidad no llega de la noche a la mañana. Por eso, el plan de transición debe ser realista para lograr cuanto antes nuestros objetivos.

Y, por supuesto, debemos negociar el precio final de venta atendiendo a la realidad de la empresa y del sector. Un precio demasiado barato despierta sospechas y uno demasiado caro puede ser un farol, pero si tenemos la suficiente información lograremos un precio justo para todas las partes.