SOLUCIONES ALIMENTICIAS

Con la cantidad de intolerantes a la lactosa que hay hoy en día por todo el mundo, no veo extraño que se empiecen a publicar libros sobre la cocina sin lactosa, ya que para esta gente que tiene que sufrir esta enfermedad seguro que les molesta bastante dejar de comer un montón de comidas que están francamente buenas, y que con los libros de recetas de cocina sin lactosa les darán soluciones para poder realizar los platos que les gusten y que tuvieron que dejar de comer a causa de la lactosa.

 

Es un poco parecido a cuando se empezaron a diagnosticar casos de niños celíacos, que para que pudiesen tener una alimentación lo más normal posible, se empezaron a producir gran cantidad de alimentos sin gluten aunque a unos precios un poco exagerados, hoy en día casi se puede encontrar casi cualquier producto que puedas querer sin gluten y a unos precios mucho más asequibles que cuando empezaron a comerciarlos. Hasta les han empezado a fabricar cerveza sin gluten, para que los celíacos se puedan relajar y tomar una cerveza al llegar a casa.

 

Tener que dejar de comer algo que te gusta mucho tiene que ser bastante duro, no me puedo imaginar si me llegan a quitar de mi dieta el chocolate o algo así. Tengo un amigo al que le pasa, le encanta el chocolate pero no lo puede comer porque le da una reacción alérgica y después le pican mucho las manos y se le cuartean bastante. Debe de ser bastante frustrante ver al resto de tus amigos y familiares comiendo delante tuya algo que tú no puedes comer, que no es lo mismo no poder que no querer. Porque a mí me pasa lo contrario, como hay muchas cosas que no como, cuando voy con los amigos a comer por ahí, cosa que cada vez es menos frecuente, no puedo pedir lo mismo que los demás ya que hay muchas cosas que al resto les gusta pero que que a mí no me gustan nada, pero es cuestión de elegir un poco lo que nos gusta más o menos a todos.